Consejos de entrenamiento


Consejos para entrenar a tu perro

 

Nunca es demasiado tarde para que le enseñes algunos trucos a tu perro. Los beneficios que obtendrás serán invaluables ya que el entrenamiento sirve como estimulación mental para el perro y, muchas veces, para el propio dueño. El convivir con tu perro te ayudará a conocerlo mejor  y fortalecerá la relación que tienes con él. Además, te quedarás sorprendido con lo rápido que tu perro puede aprender si lo haces de manera adecuada y positiva.

 

Para entrenar a tu perro debes seguir tres pasos:

1. Decir el comando acompañado por una señal física

2. Indicarle si lo ha hecho correctamente

3. Recompensarlo

 



El Comando


El comando le comunica al perro qué hacer, este debe de ser claro y directo. Para algunos comandos puede que tu perro entienda la señal física más que el comando verbal o viceversa o puede que tu perro se los sepa por igual. Aunque no todos los comandos llevan una señal, por lo general es bueno enseñarle esto y después de que reaccione como deseo unas cinco o seis veces, añadele el comando verbal. Estas son algunas reglas en cuanto a los comandos:


  • La señal física tiene que ser clara y siempre debe ser la misma. 
  • El comando verbal debe ser simple, una palabra o dos como mucho: siéntate, al suelo, arriba, da vuerla.
  • No repitas el comando. Si le dices al perro “Siéntate” y no se sienta, no lo repitas bajo ninguna circunstancia. Si lo haces se convertirá en redundante y el perro aprenderá a sentarse después de que lo digas dos o tres veces o—peor aún—a ignorarte del todo. Cuenta hasta 10 antes de intentarlo de nuevo.

 

Indicarle si lo ha hecho correctamente.


Una vez que digas el comando y el perro reaccione, tienes que dejarle saber que lo ha hecho bien. Para eso:


  • Usa una palabra constante como“¡Bien!” 
  • Dilo con gusto. ¿Ves los signos de exclamación en “¡Bien!”? 
  • Reacciona en el momento justo.